Seleccionar página

Un legado autóctono y extranjero

 

La gastronomía uruguaya se ha desarrollado en base a la combinación de la comida italiana y la española. Su gastronomía fue acercada por los inmigrantes que llegaron en el siglo pasado, con la influencia criolla e indígena.

El alimento característico es la carne vacuna que se exporta a todo el mundo. Para tener una idea solo basta con mostrar un dato: el uruguayo consume 64 kg per cápita por año. Un relevamiento del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos confirmó que es el país más carnívoro del mundo. Y en menor medida, también comen cerdo, pollo y cordero.

El asado está en el puesto número 1 del ranking de sus platos preferidos porque reúne a las familias y a los amigos en esta en esta original tradición. Se elabora en parrillas, con brasa generada por leña de diferentes árboles.

Los cortes más consumidos son el vacío, la tira de asado, el pulpón y la colita de cuadril. Todos acompañados por diferentes achuras, entre las que se destacan la morcilla, el chorizo y la molleja.

Las colonias europeas, especialmente italianas, suizas y alemanas, dejaron su huella y una herencia gastronómica. De allí nacen  la especialización en la fabricación de quesos, que llegan a todo el mundo por su variedad y calidad.

La milanesa arribó de la mano de los italianos y los uruguayos se adjudican la invención de comerla con dos panes, estilo sándwich. Esta deliciosa comida se elabora machacando o golpeando la carne para que quede bien estirada, se pasa por huevo y luego se reboza con pan rallado. Puede ser cocinada al horno o frita.

Un clásico del invierno es el guiso, un plato bien calórico, elaborado en una gran olla combinando trozos de carne, arroz, lentejas, papa y zanahorias. Dicen que esto era lo que más se comía en época de la colonia española

Los pescados también tienen un rol importante en la vida culinaria de los uruguayos teniendo en cuenta que es un país con costa prácticamente en toda su extensión. ¿Cuáles son los preferidos? La corvina y el lenguado.

Un sello característico de la comida de este país es el chivito, un sándwich de carne vacuna, que necesariamente debe ser tierno (por lo general lomo), al que se le adicionan rodajas de huevo duro, pimiento, mozzarella, tocino, jamón cocido, y otros ingredientes según el gusto.

La gastronomía en Uruguay

Delicioso sandwich de chivito

Vinos de calidad

Uruguay es un gran productor de vinos, pero su industria vitivinícola se ha dedicado a producir más calidad que cantidad, por la dificultad de competir contra el vino producido a gran escala en la Argentina.

Los uruguayos son especialistas en la variedad Tannat que es seca y supera en intensidad al Cabernet Sauvignon. Es un vino concentrado, potente, con sabor delicado a moras.

La gastronomía en Uruguay

Vino variedad Tannat

Una bebida tradicional en Uruguay es el Medio y Medio. Un vino producido a partir de la mezcla de un espumante dulce y un vino blanco seco. El más conocido lleva la marca del Restaurante Roldós, que se inauguró en 1888 en el Mercado del Puerto de Montevideo.

En Uruguay también se bebe Grappa en los bares tradicionales. Esta se obtiene del destilado de orujos y borras de la fermentación de la uva. La toman sola o combinada con limón, miel, yuyos o frutas.

La variante uruguaya del ron denominada espinillar y se obtiene mediante la destilación de mieles de caña de azúcar, con un añejado en barriles de roble durante al menos tres años. Se consume sola o combinada con bebidas cola.

Si hay algo que caracteriza al habitante de estas tierras del sur del continente americano es el mate. Una herencia de los indios guaraníes que habitaban estas regiones. Se trata de una yerba que se seca y machaca para ser bebida en infusiones, dentro de un recipiente que se denomina mate y con una bombilla. Más allá de ser una bebida de consumo masivo, es símbolo de amistad y hospitalidad, por las reuniones que se establecen en torno a él.

 Record a fuego lento

Uruguay ingresó en el Libro Guinness por realizar el asado más grande del mundo. Fue en la ciudad de Minas, donde se asaron 16.510 kilogramos de carne sobre 60.000 kilogramos de leña con la atenta participación de 100 cocineros. La cocción demoró unas 14 horas.

Comparte esta página

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
CATATUR

GRATIS
VER