Seleccionar página

La gastronomía isleña de Mallorca es bien conocida por la ensaimada, su dulce más característico, pero entre sus platos típicos hay mucho más que te contamos a continuación. Desde las hortalizas de la huerta balear hasta los productos derivados del cerdo, los manjares son muy variados. Todos ellos puedes degustarlos mientras vives tus vacaciones de turismo gastronómico en cualquier punto de la isla. Por supuesto, en cada municipio mallorquín encuentras variedades y elaboraciones locales de cada uno de ellos.

Mallorca cuenta con una gran tradición panadera y pastelera, de ahí que su principal manjar sea un pastel exquisito, repleto de azúcar y esponjosidad. Incluso muchos de los hornos que todavía siguen utilizándose en cada casa elaboradora tienen más de 200 años. No obstante, mejor comenzar tu ruta gastronómica por esas comidas tan completas con carnes, pescados o verduras. ¿Te apetece probar el frito mallorquín, el arroz brut o el tumbet?

Lechón asado a la mallorquina y tumbet

De una raza autóctona del cerdo que se cría en la isla –la lechona– se prepara con su carne este plato típico y tradicional. Aunque realmente sea frecuente de fechas señaladas o grandes celebraciones, en los restaurantes baleares puedes probarlo junto a un buen vino de la tierra. Se acompaña de patatas y algunas verduras e incluso una salsa verde. Cocinada al horno, el trozo queda jugoso y blando. Toda una delicia para tu paladar.

Sobrasada / Foto: sobrasadamallorca.org

Por otro lado está el tumbet, una elaboración que representa a la huerta mallorquina, pues lleva verduras cultivadas en la zona. Berenjenas, tomates, pimientos, calabacín y también patata se mezcla en un sofrito. Además, se suele añadir a algún pescado o carne e incluso existe el tumbet de sobrasada. Este es precisamente un embutido con DOP que también es característico de Mallorca. Se consigue con carne magra de cerdo, manteca y pimentón molido. Para tomarla, puede servirse de todas las maneras posibles (cruda, fría, caliente, con salado o dulce, etc).

Frit, cocas de tempó y arroz brut

Otro plato tradicional es el frit, compuesto por carne, hígado y sangre cocida de cerdo, sobre todo. De origen judío, todos los ingredientes están fritos en aceite de oliva con tomate, cebolla, pimiento y patata. También con el ‘oro líquido’ se consigue el pa amb oli, que se diferencia de los de otras regiones de España porque añade un trozo de embutido. Aunque con queso o algún pescado típico mallorquín tampoco queda nada mal.

Coca de Trampó / Foto: cookpad.com

En ese sentido, otro producto de la gastronomía de Mallorca que pone su sello es la empanada, que se elabora en forma circular y se conoce como el cocarroi. Por otro lado está el arroz caldoso y especiado denominado brutSe acompaña de butifarrón, sobrasada u otros embutidos, además de verduras de la huerta. Luego, de hortalizas diferentes entre las que destacan los pimientos rojos y verdes, se preparan las cocas de Trampó. Sobre una masa estilo pizza se añaden esos elementos.

Ensaimada, cocas y otros dulces

Para terminar de descubrir las delicias de la isla, se debe pasar por la ensaimada, que es una pasta blanda cocida con sebo, con forma redonda y espolvoreada con bastante azúcar glas. Suele superar los 15 centímetros de diámetro. Pero no es el único postre, también están los buñuelos de viento, las galletas de Inca (que son rellenas al gusto) o el rubiol. Este último manjar es una empanada dulce. Así, puedes degustar todo tipo de productos gastronómicos de Mallorca en tu próximo viaje.

mallorca

Ensaimada mallorquina

Comparte esta página

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
CATATUR

GRATIS
VER